Nuestros dientes son el instrumento más importante para nuestra alimentación, ya que de que estén o no bien cuidados y limpios, dependerá el que asimilemos bien o no lo que comemos.

Existen 2 principales  enfermedades que atacan a nuestros dientes y que son fáciles de evitar con una buena higiene dental, que son:

LA CARIES DENTAL.

LA GINGIVITIS.

La caries es el resultado del ataque del esmalte dental por los ácidos que quedan en nuestra boca después de comer, formados por degradación bacteriana de los azucares.

Estos ácidos actúan sobre nuestros dientes destruyéndolos.

La gingivitis se produce como consecuencia de la placa dental. Las encías se convierten en sensibles, inflamadas, dolorosas, y a veces sangran fácilmente. Llega un momento que debido a esta placa dental la sangre no llega bien a las encías, debilitándose y perdiéndose la unión diente encía, con lo cual se mueven y hasta pueden perderse.

Tanto una enfermedad como otra al final nos afectan a nivel general, porque no podemos triturar bien los alimentos antes de tragárnoslos, y esto deriva en problemas de estómago y de mala digestión. Así mismo, pueden llegar a provocar infecciones generales y bucales.

¿COMO EVITAR TODO ESTO?

  • Lavarse los dientes después de comer 3 veces al día como mínimo, durante 1 –3 minutos con una buena pasta dental con flúor para la caries, y un cepillo de dientes acorde con nuestra boca, que debemos cambiar con una frecuencia máxima de 3 meses. Cepillar desde la encía hacia el extremo del diente, nunca en sentido horizontal salvo las coronas de las muelas, pues puede dañar las encías y cuellos dentales.
  • Evitar los caramelos y chicles con azúcar, sobre todo los niños, porque el azúcar es lo peor para la salud de nuestros dientes .En todo caso, lavar los dientes siempre después de comer algo dulce.
  • Ir al dentista una vez al año como mínimo para que nuestros dientes estén cuidados por un profesional.
  • Cepillar también la lengua con el mismo cepillo dental durante 1 minuto, aunque sea una vez al día.
  • No utilizar los dientes para cortar hilos, abrir botellas…ESA NO ES SU FUNCIÓN.
  • Enjuagar tras el cepillado con un colutorio adecuado evitando el agua y la ingestión de alimentos o bebidas durante los siguientes 15 minutos.

En el caso de tener separaciones entre los dientes, usar un cepillo interdental, o hilo dental para limpiarlos entre ellos. NUNCA USAR  ALFILERES, NI OTROS OBJETOS PUNZANTES para limpiar nuestros dientes.

 

RECUERDA: SOLO TENEMOS UNOS DIENTES Y SON PARA TODA LA VIDA.

¡DEBEMOS CUIDARLOS LO MEJOR POSIBLE!